10 septiembre 2015

Barritas energéticas - Puro Power

No sé si os gustan los frutos secos... a mi ¡me encantan!
A veces tengo ganas irrefrenables de comer almendras con higos o arándanos secos. Debe ser que en otra vida era una ardilla de esas que viven en los parques, o mejor aún ¡en Yosemite!

Voy a lo que voy, que me enrollo...
El otro día mientras asaltaba el bote de almendras me di cuenta de que tenía más avena que la que podía consumir (algo muy típico en mi, eso de comprar sin sentido) y pensando me di cuenta de que nunca había probado a hacer las típicas barritas de muesli al natural.
Me puse manos a la obra y esto es lo que salió. Es muy fácil y si te cansas de hacer cuadraditos puedes hacer bolitas y pasarlas por coco rallado, almendra molida, o ya en plan gocho, por chocolate.

La receta en cuestión, sencilla a más no poder.

Ingredientes:

Como medida una taza de café.
  • 2 tazas de copos de avena 
  • 1 taza de mantequilla de cacahuete PB2 (misma cantidad de polvo que de agua)
  • 1 taza de miel + 1 cucharada de sirope de agave
  • 1 taza con almendras, arándanos secos y pasas


Como se hacen las barritas:

Trituramos en un procesador o la Thermomix todos los ingredientes secos, solo un poco para romper los copos de avena y las almendras. Mientras mezclamos la PB2, misma cantidad de agua que de polvo de cacahuete, hasta formar una pasta.
Meter en el microondas la mantequilla de cacahuete con la miel y el sirope de agave, 1 minuto o 2.
Mezclar bien y verter sobre los ingredientes secos.
Unificar la masa de manera homogénea y ponerla en una bandeja de horno forrada con papel de horno, aplanándola con las manos limpias de manera que quede compacto (esto es muy importante para que no se desmenucen al cortar). Pasamos un rodillo para terminar de alisar la superficie, poner otro papel de horno encima y refrigerar durante unas horas, por ejemplo, una noche.
Al día siguiente cortar con un rodillo corta pizzas y separar con papelitos de horno del mismo tamaño que las barritas.
Et voilà ! ¡Ya tenemos barritas para unos cuantos días!
Las podemos guardar en un recipiente hermético, tupper o una lata y nos durarán 1 semana o 2 aproximadamente.

Estas serían en versión bolitas energéticas más sencillas de montar.


















Espero que os guste! Kiss

Dificultad | Fácil

16 agosto 2015

Domingo del señor, Domingo de French Toast


¿Cuánto queda para Semana Santa? ¿cuánto queda para las maravillosas torrijas de temporada? ¡¡Muuuucho!!
Y como no podemos esperar, os traigo una receta de unas falsas torrijas de origen entre francés y español que como con las torrijas, también se hacían para reaprovechar el pan duro. Las llaman French Toast y dónde más se suelen desayunar es en EEUU, que les gusta mucho el azúcar y el dulce a granel.
Poco a poco estas recetas dentro de la fiebre de la repostería americana y anglosajona, están introduciéndose en las cartas de las cafeterías más in de las principales ciudades.

Aviso que esta receta es para un día que te levantas con un antojo de dulce como si no hubiese un mañana es consistente, pero esta muy rica y con la combinación ideal de fruta y queso de untar, es un manjar explosivo.

Vamos con la receta, en una versión un pelín más ligera al cambiar uno de los huevos por 2 claras.

Ingredientes:

  • 2 rebanadas de pan de molde o pan duro en rebanadas grandes (yo utilicé pan de molde rústico)
  • 1 huevo
  • 2 claras
  • leche
  • canela
  • aceite de oliva
  • azúcar
  • queso de untar
  • fresas
  • hierbabuena fresca
  • sirope de agave




Como se hacen:

En un plato hondo o un bol batimos el huevo con las claras, azúcar y un chorrito de leche. Pasamos las rebanadas por la mezcla, empapándolas bien, espolvoreamos con canela y a continuación sobre una sarten o plancha engrasada (ellos lo hacen friendo la rebanada, a mi no me gusta el frito), las hacemos a la plancha 2 o 3 min por cada lado, hasta que estén doradas.

Reservamos y cuando estén más frías, extendemos una capa de queso de untar, unas rodajas de fresas y montamos la otra rebanada encima. Decoramos con unas fresas y hierbabuena fresca picada, rematando con un chorrito de sirope de agave o miel.

Bon appetit!

¡Espero que os guste! Kiss

Dificultad | Fácil

30 julio 2015

El reto del verano

Después de algunos meses viendo colores, sabores, composiciones y otros aspectos como la climatología del día del evento, la logística y demás... puedo decir que salió muy bien y quedaron muy contentos con los cupcakes y trufas que me encargaron.

El reto era grande, no sabía dónde me estaba metiendo con tanta cantidad de dulces para terminar yo sola en tres días. Por suerte, finalmente conté con la ayuda de mi amiga Ana que muy amablemente sufrió mis agobios, mis preparativos, mis tardes haciendo flores y más flores, hojas y más hojas... fundiendo chocolate a temperaturas infrahumanas en un ático con todo el calor del inicio del verano. Solo puedo decir ¡gracias! ¡no sé que hubiese hecho sin ti! ¡siempre recordaré esta aventura!

Tenía experiencia en hacer encargos de cupcakes en tiempo record, pero nunca sobrepasé los 24 o 48 de una sola vez. En esta ocasión la cosa era diferente, tenía ante mi el reto de hacer 150 piezas en 2 o 3 días porque al fin y al cabo, no vivo de ello, es mi hobby y tengo mi trabajo de lunes a viernes.


Fueron tardes frenéticas, haciendo pruebas, probando chocolates, probando el aguante de los dulces con el calor que iba a hacer el día de la boda... ¡Por que el encargo era para una boda! ¡Menudo acojone! (con perdón) pero da respeto que uno de los mejores días de tu vida pueda ser un gran éxito o un gran lío... y yo no quería ser la culpable de lo segundo.

Probé todo muy bien probado, lo preparé junto con Ana con todo el cariño del mundo... y el resultado fue muy satisfactorio y celebrado.
¡Me encantó ver a los invitados comiéndose los cupcakes como si no hubiese un mañana! Estaban muy felices por el maravilloso día y la boda tan bonita que prepararon los novios, ¡no hay precio que pague ver caras de felicidad cuando haces algo bien!



La boda se celebró en San Martín de Montalbán (Toledo), en la casa con jardín "Moralba" (pinchando en el nombre podéis ver un video sobre la casa-jardín), precioso lugar.  Los novios eran Ricardo y Ana, el catering era a cargo del "Restaurante Ruiz de Luna", de Talavera de la Reina y amenizado por "Espectáculos Tabo".

Se celebró por la mañana y a las 19.00 de la tarde entramos nosotras en acción. Montamos los stands en un periquete y ¡a disfrutar de los dulces!
Os dejo unas fotos del evento y del lugar tan bonito dónde celebraron el enlace.





28 mayo 2015

El Mikihuerto urbano


Como ya os comenté hace algún tiempo, por fin me he decidido a tener mi propio huerto urbano.
Todo empezó cuando un día navegando por internet, vi en un blog un huerto hecho con palets. Desde entonces empecé a investigar sobre el tema, ver que materiales hacían falta para montarlo y qué cuidados iba a tener.
Por falta de tiempo tuve el proyecto parado un año. No me atrevía a invertir dinero y tiempo en algo a lo que no iba a poder atender en condiciones.

Encontré en un polígono industrial unos cajones de madera en los que se transportan materiales o género y con ayuda conseguí llevarlos a casa. Ahí se tiraron en la terraza, ¡un añito ni más ni menos!
Los traté con un producto especial para madera exterior, que impermeabiliza la madera, evitando que absorba agua, para que por lo menos el tiempo que estuviesen a la intemperie, pudiesen sobrevivir.



Hace unos meses mi padre me ayudó a forrarlos de malla anti-hierba y ponerles ruedas para poder moverlos por la terraza. El forrado se hizo con la malla y grapadora de tapicero. Las ruedas son baratas, dos con freno y otras dos sin nada, de una ferretería.

Una vez que teníamos esto, empezó mi calvario en cuanto a proporciones de tierras, tipo de plantas, combinaciones, enfermedades en cultivos, tratamientos, precios, riego ¡Una auténtica locura!
Y entonces llegó mi salvación hablé con Raúl, de Flores Roizo y con una sola visita para ver la terraza, la luz que entraba, posición del cajón, etc me salvó de plantar cosas que iba a echar a perder.

Me aconsejó hacer una proporción de tierras para el primer cajón con el que iba a probar este año.

La capacidad del cajón era de 157L, divididos en 5 partes.

Así que la proporción que utilizamos fue:
50L de sustrato universal
50L de sustrato ecológico
37L de tierra común (recogida de un campo, de aspecto arenoso)
20L de hummus de lombriz

En cuanto a qué plantar, fue sencillo. Teníamos claro que los tomates iban a ser los protagonistas. Es una planta agradecida y que da buena cosecha.



Estuvo enseñándome todo su abanico de plantas que tiene un montón. De huerto, de interior,exterior e incluso tiene hierbas aromáticas super novedosas.
¿Una menta nata? Sí si. Menta curry, menta fresas con nata, menta piperita (un clásico). ¡Es increíble todo lo que hay!

Bueno, pues lo que plantamos finalmente fue:
2 Tomate raff
1 Tomate negro (pata negra)
1 Tomate mata baja
2 de pimientos italianos

2 pimientos de Padrón
2 berenjenas
2 calabacines
4 lechugas de hoja de roble


Y estaréis pensado ¿y todo eso cabe en un cajon? Pues si, aquí la muestra y la evolución.






















Dos semanas plantadas.












































Con 2 meses... hace 1 semana de esta foto

La calidad de las imagenes no es muy buena, pero se puede apreciar los estirones que dan las plantas. ¡El calabacín es gigantesco!

Todavía me queda poner mi maderita con el letrero de "Mikihuerto" y terminar de entutorar las tomateras para que se agarren bien, porque ¡ya no saben por dónde crecer!

Os aconsejo que probéis a tener aunque sea un pequeño cultivo en una maceta, en el balcón... ¡dónde puedas! pruébalo y alucina con como crecen tus "hijitos".

Espero que os haya gustado este post sobre el Mikihuerto y que sigáis en las redes sociales su evolución. Puedes seguirme en Twitter, Facebook o Instagram

Kisses!!

23 abril 2015

Ropa vieja de verduras


Después de unos días sin tiempo de nada, aprovecho para postear esta receta que tenía guardada en el baúl de los recuerdos... Es muy socorrida y se hace en un momento.
La he llamado "Ropa vieja" porque es parecida a la original (cada uno en su casa reaprovecha lo que quiere), lo único que no lleva carne de cocido.

En cuanto a nutrientes, es muy completa. Contiene legumbres y verduras como base y el resto, lo que queráis añadir, pollo, lomo de cerdo... Al final de la receta os comento unas ideas para darle vidilla a la receta.

Ingredientes:

  • garbanzos
  • zanahorias
  • cebolleta
  • judias verdes
  • un puñado de espinacas
  • pimienta
  • aceite de oliva
  • sal
  • Pimentón de la Vera

Cómo se hace la ropa vieja:

Si tenemos garbanzos que nos han sobrado del cocido, mejor, así reaprovechamos para hacernos un tupper para el trabajo. En caso de no tener sobras, podemos utilizar un bote en conserva, lavándolos bien debajo del grifo para quitar el liquido conservante.

Cortamos en tiras finas las judías verdes, la cebolleta y las zanahorias. Sofreímos en una sartén o wok hasta que estén un poco tiernas y a continuación echamos los garbanzos, con un poco de pimienta, sal y una cucharadita de Pimentón de le Vera.
Salteamos unos 8 minutos, cuando quede poco para terminar, añadimos el puñado de espinacas y damos unas vueltas hasta que se queden un poco blandas.

Ya tenemos listo un plato rápido y fácil.

Para quien no le gusten las judías verdes poco echas. Se pueden hervir antes unos minutos en un cazo y así evitar que estén queden muy crudas.

Otra idea para los que necesitan "chicha", es trocear una pechuga de pollo a la plancha y saltearla con el resto de ingredientes, ¡buenísimo!


¡Espero que os guste! Kiss
Dificultad | Fácil